Vivencias

Hasta las 17:00 hs.

Seleccionar página

Grace Gelder es británica y se inspiró en la canción Isobel de la artista islandesa Björk que dice “My name’s Isobel, married to myself,” (Mi nombre es Isobel, casada conmigo misma). Gelder dice que se sintió identificada y comenzó un proceso de autoconocimiento mediante la danza y la meditación.

La chica cuenta en un artículo de The Guardian que la experiencia de auto-proponerse casamiento en un banco del parque de Parliament Hill fue bastante surrealista.

GRACE

La celebración tuvo todos los ingredientes de una boda típica: el vestido blanco, la alianza, los votos e incluso la tirada del ramo. Se celebró en una casa de campo en Devon y concurrieron alrededor de 50 invitados. Cuando llego el momento de “besar a la novia” Grace le dio un beso a su reflejo en un espejo.

Grace afirma que esto no significa que en algún momento no considere casarse con otra persona.