Vivencias

Hasta las 17:00 hs.

Seleccionar página

Brasil, con Neymar, logró hoy un agónico aunque merecido triunfo por 1-0 sobre Argentina, que nuevamente sin Lionel Messi resignó su invicto al mando de Lionel Scaloni al cabo de cuatro partidos.
Un cabezazo de Miranda, zaguero de Inter de Milán, sentenció en tiempo de descuento el «Clásico sudamericano» que se jugó en territorio saudita y tuvo como escenario el estadio King Abdullah Sports City de Yeda, a 950 kilómetros de Riad.
El gol de Miranda en un tiro de esquina ejecutado por Neymar le dio a la «canarinha» de Tite una victoria merecida, pues en un partido bastante parejo fue la que más propuso y la que más riesgo generó.
Miranda cabeceó en el área «albiceleste» con una comodidad alarmante y ante un Sergio Romero que nada pudo hacer para impedir la caída de su valla, que junto al lesionado Franco Armani había mantenido en cero en la «era Scaloni».