La salud en el aire

Hasta las 13:00 hs.

Seleccionar página

Nicolás Martinelli, actual asesor del presidente Luis Lacalle Pou, visitó los estudios de Radio Nacional y detalló en Bajo la lupa cuáles serán los principales objetivos de esta nueva tarea.
Martinelli recordó que trabaja desde el 2011 junto al actual presidente de la República asesorándolo en temas jurídicos cuando Lacalle Pou era legislador.

El entrevistado – quien hasta hace pocas semanas ocupaba el cargo de director general de secretaría del Ministerio de Desarrollo Social- tuvo a su cargo una serie de auditorias que hoy están en la justicia penal.
Según relató en Bajo la lupa, los objetivos dentro del Mides fueron encarar un proceso de modernización y organización de la cartera.
Ahora, su nuevo rol como asesor del mandatario uruguayo Luis Lacalle Pou estará vinculado al asesoramiento jurídico en distintas áreas. Según explicó Martinelli, Lacalle Pou necesitaba una persona de confianza que lo asesorara en los proyectos de ley y propuestas que recibe el mandatario por parte de la gente.
El rol de Nicolás Martinelli también será colaborar en distintos proyectos de las carteras ministeriales para que la burocracia no sea un obstáculo.

Con respecto a lo que dejaron las auditorias realizadas en el MIDES durante sus meses al frente de la dirección general de secretaría de esa cartera, dijo que ahora están en la órbita penal. “Hay dos denuncias penales presentadas”.
Martinelli recordó que en el MIDES la última auditoría que se había realizado fue en 2015.
Actualmente el ministerio cuenta con un departamento de auditorias propio que trabaja en coordinación con la Auditoría Interna de la Nación.
El entrevistado recordó que los tiempos de las auditorías rondan los dos a tres meses, pero en el caso del Mides llevaron el doble de tiempo en virtud de la falta de documentación digitalizada.
“Seguramente no fue una prioridad de la administración anterior la digitalización (…) Hemos ido a buscar documentación anterior y nos dijeron que no estaba”.
Con respecto a las auditorías que llegaron a la órbita penal, Martinelli puntualizó que se trata de hechos con apariencia delictiva, que deberán ser investigados por la justicia. “No denunciamos nombres, denunciamos hechos”.