Pipí Cucú

Hasta las 14:00 hs.

Seleccionar página

Lidier Hernández Sotolano, el activista cubano por los DDHH , opositor al régimen cubano y residente en Uruguay contó en Bajo La Lupa cómo fue su peripecia en Cuba que lo tuvo retenido durante 9 meses por el régimen castrista.

Hernández llegó finalmente a Uruguay en la madrugada de este domingo.

Hernández es oriundo de Cruces (centro sur de la provincia Cienfuegos) ingeniero informático que trabajó en la empresa IBM hasta que perdió su trabajo por su ausencia en virtud de no poder volver al Uruguay en febrero de este año.

Lidier vino a Uruguay porque uno de sus mejores amigos vivía aquí y le contó que había posibilidades laborales y era accesible la tramitación para adquirir la residencia legal.

Llegó en octubre de 2016 y en poco tiempo accedió a los trámites de residencia . “Vine a Uruguay a buscar una oportunidad de libertad, porque en Cuba todo el mundo se ve frustrado como joven. Van 61 años de la misma mentira, no puedes hablar (contra el régimen cubano) porque todo es bajo constante amenaza de que te echan del trabajo, de que te pueden hacer un acto de repudio tus propios vecinos, te ofenden, te agreden. Puedes quedar totalmente desamparado si decides enfrentar al régimen. Escapé de Cuba como tantas personas”, relató para contar porqué eligió Uruguay para vivir.

Hernández relató que durante muchos años de su vida en la isla, pensaba que ellos (quienes defienden el régimen) estaban en lo cierto. A medida que salgo de Cuba, que voy desadoctrinándome tantas cosas que me enseñaron comencé a ver algunas cosas cuando tuve acceso a internet”.

Tras rehacer su vida en Uruguay, Lidier decidió viajar en enero a su tierra natal pero la estadía se hizo más larga de lo esperado y se convirtió en una pesadilla. Estuvo 8 meses retenido en la isla.

Lidier dijo en Bajo La Lupa que no descarta que haya gente enviada al Uruguay por el régimen castrista.

Según recordó, hay cubanos en Uruguay que responden al régimen “hay una gran cantidad que trabaja como agente de seguridad del Estado, ya sea profesionalmente o como colaborador. No duden que en Uruguay hay agentes de la seguridad del Estado cubano”.

En ese sentido recordó que en todos los países con los que Cuba tiene buena relación instala comités de solidaridad que según Lidier “ no son más que un brazo del Partido Comunista de Cuba, en este caso estamos hablando de la asociación de residentes cubanos en el Uruguay. Su fundación dice que son fieles a los principios de la revolución”, destacó.

Lidier alertó sobre la presencia de médicos cubanos en nuestro país y sus verdaderos fines. “Una de las cosas que hay que poner bajo la lupa es la misión de los médicos que están aquí en el Hospital de Ojos. Yo sé que el pueblo uruguayo le tiene mucho amor, pero hay que ponerlo bajo la lupa, porque ese ha sido siempre el instrumento del régimen para llevar el comunismo a América latina y los hacen agentes de influencia.

Hay sospechas de que los mandan a estos países sin ser médicos, simplemente dicen que son médicos pero son agentes de la seguridad del Estado y no tengo dudas que hay infiltrados acá. Cuántos hay no lo sé, no tengo pruebas, pero estoy convencido de que los hay”, expresó.